Periodismo básico

Ejemplo 2: Encabezamiento
Empieza con estilo.

Secciones relacionadas
Recursos: periodismo

Artículos relacionados
Qué es una noticia
Reportaje: introducción
Reportaje: lenguaje
¿Que es la cita?
Encabezamiento

Desaparece candidato presidencial ruso
Juan Pablo Duch
La Jornada, México

Moscu, 8 de febrero. Sin dejar rastro alguno, en circunstancias que convierten el quehacer político ruso en un filme de misterio, desapareció la noche del pasado jueves el candidato presidencial Ivan Rybkin, acérrimo enemigo del actual titular del Kremlin, Vladimir Putin, y uno de sus más duros críticos.

Cumplido el plazo fijado por ley para poder presentar la respectiva denuncia, la esposa del político, Albina, acudió este domingo a la delegación de policía de Arbat, donde asentó que Rybkin fue visto por última vez, alrededor de las 8 de la noche del pasado jueves, en su propio departamento.

"Volvió a casa por la noche y dejó ir a su escolta y a su chofer. Pero cuando yo regresé de cuidar a nuestra nieta, un par de horas más tarde, ya no estaba. Nadie lo vio salir; tampoco sabemos si habló con alguien por teléfono. Desde entonces no tengo noticias de él", comentó una consternada señora Rybkin a un grupo de periodistas, poco después hacer el trámite formal para que la policía comience la búsqueda.

Colaboradores cercanos de Rybkin descartaron hoy la hipótesis del
"autosecuestro" con fines propagandísticos de cara a los comicios del próximo 14 de marzo. Aseguran que, dadas las condiciones desiguales de la contienda electoral, nada ganarían con ello, pues el control que ejerce el Kremlin sobre los medios electrónicos es absoluto, lo cual explica que la desaparición del candidato prácticamente no tuviera eco en los principales noticiarios locales.

Ksenia Ponomariova, coordinadora general de la campaña de Rybkin, teme que la desaparición de su jefe obedezca a razones criminales. "No tengo elementos para confirmar o desmentir esta versión, pero es evidente que alguien lo secuestró", afirmó.

Apenas el sábado el antiguo presidente de la Duma o cámara baja del Parlamento ruso (1994-96) logró una pequeña pero significativa victoria al demostrar miembros de su equipo de campaña, en la decisiva sesión de la Comisión Central Electoral, que no eran falsas las firmas que reunieron para apoyar su candidatura. El presidente de la comisión había anticipado la existencia de irregularidades, suficientes para declinar el registro.

Rybkin, quien también se desempeñó como secretario del Consejo de Seguridad de Rusia en tiempos del anterior presidente, Boris Yeltsin, fue muy criticado ayer por el titular de la autoridad electoral, Aleksandr Vehsniakov, quien puso en duda el secuestro del candidato y calificó de "actitud despreciativa" que éste no acudiera a recoger su constancia de registro.

Aliado político del magnate Boris Berezovsky, exiliado en Londres, quien fue subordinado suyo como secretario adjunto del Consejo de Seguridad y ahora financia su campaña, Rybkin realizó a comienzos de la semana pasada un viaje relámpago a la capital británica.

En una entrevista telefónica para una emisora londinense, Rybkin denunció que los servicios secretos rusos buscaban impedir su participación en los comicios presidenciales y los acusó de haber efectuado una acción intimidatoria en su contra en pleno aeropuerto de Moscú.

"Cuando el avión ya había recibido autorización para despegar -relató Rybkin- siete vehículos irrumpieron en la pista y lo rodearon, obligando al capitán a regresar a su posición inicial. Cuatro hombres fuertemente armados y con uniforme de camuflaje abordaron el avión, retuvieron la salida durante más de una hora, y se fueron sin dar explicación alguna."

La guerra contra Putin
Los colaboradores de Rybkin se preguntan si la desaparición del candidato es consecuencia del desplegado que publicó hace unos días, a plana entera, en los periódicos propiedad de Berezovsky (los otros rechazaron publicarlo como inserción pagada).

Bajo el título de "Putin no tiene derecho a ejercer el poder en Rusia", el candidato Rybkin, en un lenguaje de inusual dureza, sostiene:

"Abran los ojos. Tengo en mi poder, y no sólo yo, muchos testimonios que prueban la participación de Putin en diversos negocios. El conocido (Román) Abramovich (potentado cercano al Kremlin y dueño del equipo inglés de futbol Chelsea), gente que se mantiene en la sombra como (Guennadi) Timchenko y los hermanos (Mijail y Yuri) Kovalchuk (los tres, empresarios de San Petersburgo) son prestanombres de Putin. Las acciones de los canales de televisión NTV y ORT, de la petrolera Surgutneftgas y de muchos otros consorcios están en manos de personas que rinden cuentas sólo a Putin. Yo afirmo: en este momento Vladimir Putin es el magnate más poderoso de Rusia".

Es de suponer que un político de la experiencia de Rybkin sabe que son remotas sus posibilidades de vencer en las urnas a un presidente que cuenta a su favor con una apabullante maquinaria de Estado y control pleno sobre los medios, lo que se traduce en un grado de popularidad -artificial o no- superior a 70 por ciento.

Al mismo tiempo, el registro oficial de candidato brinda a este proclamado opositor a Putin una de las escasas oportunidades de usar el tiempo oficial de televisión para arremeter contra el inquilino del Kremlin.

Rybkin prometió hacer del dominio público, durante la campaña electoral, las pruebas de sus graves acusaciones contra Putin. Por lo pronto, lleva desaparecido tres días. Para el bien de Rusia toda sería deseable que el candidato aparezca pronto sano y salvo y que tampoco haya sucedido algo que lo obligue a cambiar de planes.


Nosotros | Correo | Portada
The Gully, 2000-06. Todos los derechos reservados.