Gully español

portada
gay mundo
americas
mundo
arte
nosotros
suscríbete
correo
archivo
english

Llevamos una vida normal y feliz con René y Socorro, nuestro perro y nuestra gata

También en The Gully

Cómo ser lesbiana en Guatemala
Una entrevista con una de las pocas lesbianas públicas.

Gay Guatemala Emerges
Evolving gay life in a macho, AIDS-phobic society.

An OASIS in Guatemala
A window of opportunity.

Gay Mundo
Our ultra-queer coverage.

Guatemala: jorge lopez sologaistoa
Jorge López Sologaistoa. E. Sologaistoa

Guatemala

Retrato de un activista

OCTUBRE 30, 2000. Jorge López Sologaistoa es miembro de la nueva generación de activistas que está redefiniendo la lucha contra el VIH/SIDA y en pro de los derechos humanos de las comunidades lésbica, gay, bisexual y transgénero en Latinoamérica. Desde Ciudad de Guatemala, donde vive, hizo hace poco este retrato de su persona y su trabajo, en respuesta a preguntas de THE GULLY.

Jorge con Vinicio, GuatemalaSoy un hombre homosexual de 31 años de edad. Vivo establemente desde hace casi cuatro años (31 de octubre) con Vinicio Alvarado y llevamos una vida normal y feliz. Viven con nosotros René y Socorro, nuestro perro y nuestra gata. Alquilamos una casa en el centro de la ciudad, muy cerca del Palacio Nacional, y nos sentimos libres de caminar juntos por las calles, a no ser por la delincuencia común. Nos relacionamos bien con los vecinos, quienes nunca intervienen en nuestra vida privada. Claro, ninguno de nosotros dos es marcadamente femenino.

En mi vida diaria soy un consultor de informática común y corriente. Apoyo a diversas empresas con las configuraciones de sus redes de computadores y publico sitios de Internet. En mi ambiente de trabajo supongo que varias personas se preguntan si soy homosexual, pero no se atreven a preguntármelo y yo no estoy interesado en hacer evidente u ocultar los aspectos de mi vida personal.

Gatito SocorroEl resto del tiempo soy activista en pro de los derechos de lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero. Me desenvuelvo, ad honorem, como Vicepresidente de OASIS (Organización de Apoyo a una Sexualidad Integral Frente al SIDA) y como Director Editorial de ViceVersa, su revista. También apoyo otras publicaciones.

Violencia y extrema pobreza
Ciertamente, la cultura guatemalteca es represiva y violenta. Guatemala es un país donde el 70% de la población vive en condiciones de extrema pobreza y con altos índices de desempleo.

Las familias suelen tener muchos más hijos de los que pueden mantener y la educación formal es precaria. Esto hace que las personas estén todo el tiempo preocupadas por conseguir el sustento diario y que reaccionen violentamente como forma de escape social ante las cosas que les desagradan.

Muchas mujeres y niños sufren maltrato intrafamiliar. Sin embargo, hace precisamente un momento estaba viendo un noticiero en la televisión que informó que un hombre fue muerto a balazos a pocas cuadras de mi casa. La violencia se observa en los robos cotidianos, en los accidentes de tránsito y, por supuesto, en la marcada homofobia y lesbofobia social.

Personalmente, no me siento afectado de manera directa por la violencia, pues me desenvuelvo en lugares seguros y estoy pendiente de no permitir abusos de parte de los demás.

Oficialmente, no existimos
La situación lésbica, gay, bisexual y transgénero simplemente "no existe" en el contexto legal de Guatemala. Por eso, se supone que al no estar prohibida, puede existir libremente. Sin embargo, las raíces machistas de esta sociedad conservadora favorecen la expresión de actitudes homofóbicas, lesbofóbicas y misóginas que causan violencia y represión a todo nivel.

En el tiempo de la guerra civil guatemalteca, era mucho más común observar situaciones de abuso de poder y flagelación de los derechos humanos de lesbianas, gays, bisexuales y y personas transgénero.

amigosLuego de haberse iniciado el proceso de "pacificación" de la región, hemos tenido mayor oportunidad de existir más libremente y de exigir respeto. La comunidad internacional ha jugado un papel muy importante al acompañarnos en este proceso.

OASIS es uno de los pocos lugares públicos en los que homosexuales y lesbianas podemos relajarnos del estrés que ocasiona la presión social. Allí es común observar más libremente aquellas expresiones como abrazos y besos afectuosos entre los presentes. El trabajar en OASIS es muy satisfactorio pues allí se puede hacer trabajo para nuestra comunidad.

OASIS lleva trabajando unos siete años y medio en cuestiones relacionadas a las poblaciones de homosexuales y lesbianas en Guatemala. Estamos luchando contra la pandemia del VIH/SIDA, que en estos momentos ha llegado a niveles preocupantes en nuestro país. Centroamérica se perfila como el siguiente foco de crisis del VIH/SIDA en América, después del Caribe. Nos parece crucial continuar con el trabajo para reducir el impacto de la epidemia en nuestro país.

Pelucas, música, pinturas
En OASIS tenemos un espacio de Casa de Cultura para la socialización. Allí siempre hay pelucas, música, tacones y pintura. Realizamos actividades educativas con trabajadoras sexuales, travestis y gays en las calles, repartiendo información preventiva y condones. También realizamos estudios sobre comportamientos sexuales, situación legal y derechos humanos de esas poblaciones.

Con otras organizaciones, desarrollamos actividades conjuntas de prevención con escolares y de capacitación para personal de salud en atención de infecciones de transmisión sexual y VIH/SIDA.

Hasta ahora hemos logrado funcionar gracias al apoyo internacional. Sin embargo, esas fuentes de financiamiento están disminuyendo en todo el mundo y queremos aprender a generar nuestros fondos propios.

Nos sentimos respaldados por la Procuraduría de Derechos Humanos de Guatemala, que ha estado presente en actividades como la caminata gay de julio 2000.

Obstáculos y esperanzas
Con el gobierno de Guatemala, sin embargo, la mayor relación que hemos tenido es respecto del VIH/SIDA y no el tema lésbico, gay, bisexual y transgénero. En todo caso, las políticas del actual gobierno guatemalteco son inconsistentes en todo sentido y carecen de una dirección estable.

En Guatemala existe, por ejemplo, el Programa Nacional de SIDA, pero esta institución bloquea constantemente el trabajo de la Asociación Coordinadora de Sectores de Lucha Contra el SIDA, la cual agrupa a las organizaciones no gubernamentales. Un representante de OASIS preside actualmente la Asociación.

Me gustaría que para el año 2005 disminuyesen en Guatemala los altos índices de transmisión del VIH/SIDA y otras infecciones de transmisión sexual entre "hombres que tienen sexo con hombres"; que mejorase la calidad de vida de las poblaciones lésbica, gay, bisexual y transgénero; y que se lograse la libre y armónica coexistencia de éstas con el resto de la población.

Foto de Jorge y Vinicio: Gerson Navas.
Las demás fotos: Jorge López Sologaistoa

Enlaces afines:

Para el informe sobre derechos humanos en Guatemala de Human Rights Watch.

Para Guatemala: Memoria del Silencio, sobre el qué, quién, cómo, cuándo y por qué de los horrores de la guerra civil en ese país. Con recomendaciones esperanzadoras para el futuro.

Nosotros | Correo | Portada
The Gully, 2001. All rights reserved.