Gully español

portada
gay mundo
americas
mundo
arte
english
nosotros
suscríbete
correo
archivo

Batlle insinuó que la homosexualidad es una "patología" que "es mejor corregirla".

También en The Gully

Lesbiana a cara descubierta
Una de las pioneras del activismo lgbt en Uruguay.

Cómo ser lesbiana en Guatemala
Una entrevista con Claudia Acevedo.

Guatemala: Retrato de un activista
Redefiniendo la lucha contra el VIH/SIDA.

marcha del orgullo
Bandera en la Marcha del Orgullo, Montevideo, Uruguay, sept. 2000. Lieve Snellings

Uruguay

Presidente ataca a gays
...pero la dama protesta demasiado

por Ana Simo

7 FEBRERO 2001. Los uruguayos se despertaron el 12 de enero con la noticia de que su presidente, Jorge Batlle, se había despachado contra los gays el día anterior, nada menos que en el New York Times. En un retrato generalmente benévolo del septuagenario Batlle, reproducido en español por la prensa uruguaya, Clifford Krauss, del Times, escribió:

"El Sr. Batlle también es capaz de dejarse arrastrar por su propia verborrea y decir cosas que pueden ser hirientes. Al hablar acerca de la historia de su familia y de cómo sus antepasados vinieron del pueblo pesquero y balneario español de Sitges, dijo: "Era un lugar mejor cuando ellos vivían allí. Ahora está lleno de alemanes homosexuales". Al pedírsele que explicase su comentario, dijo: "Me gusta más la normalidad. Digo lo que siento, no soy un hipócrita. En una palabra, a mí me gustan las mujeres". Cuando se le dijo que seguramente iba a recibir muchas cartas por haber hecho estos comentarios, respondió: "Y las contestaré. No oculto mis opiniones"".

jorge batlleActo seguido, para remachar que no es homófobo tapado y que, de verdad, en serio, absoluta e indudablemente, disfruta de las señoras, el impenitente Sr. Batlle puso en la página web oficial de la presidencia uruguaya una transcripción completa de sus palabras al Times. Allí, bajo el lindo escudo uruguayo, azul y oro, estaba una malévola frase que el discreto Krauss no había incluido en su artículo: en ella, Batlle insinuaba que la homosexualidad es una "patología" que "es mejor corregirla".

Lo que dijo Batlle no le cayó en gracia a los activistas gays uruguayos. Éstos temen que si se le permite al Presidente expresar su homofobia en público, impunemente, se le hará más difícil la vida a lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero uruguayos, tanto a los pocos que hacen pública su identidad como a los muchos que la esconden por miedo. Algunos incluso temen que las palabras del Presidente uruguayo inciten a la violencia contra los homosexuales. Sin embargo, hay quienes creen que los comentarios homofóbicos de Batlle no son más que el exabrupto de un político con fama de bocón y hasta de inconformista (por ejemplo, apoya la legalización de las drogas).

En el diario La República de Montevideo, el 17 de enero, el escritor y activista gay Fernando Frontán dijo que cree que las declaraciones de Batlle fueron "para dejar contentos a los centros de poder que apoyaron su campaña, como el Opus Dei (de pensamiento conservador dentro de la iglesia católica) y los grupos vinculados al reverendo Moon".

En 1985, el Uruguay salió de 12 años de dictadura militar y guerrilla urbana izquierdista. Miles fueron muertos, encarcelados, torturados y desaparecidos. El país estaba exhausto. Se fue instaurando una cierta apatía política, que continúa en la actualidad. Los grupos gay organizados existen en el Uruguay desde principios de la década de 1990. Durante los últimos ocho años, se han celebrado desfiles del orgullo en Montevideo, la capital. Sin embargo, en ese país culturalmente conservador, de 3.2 millones de habitantes, los desfiles sólo han logrado atraer a unas doscientas personas cada año y, hasta ahora, la clase política generalmente no le ha hecho el menor caso a los derechos civiles y humanos de la comunidad gay.

El lío que se ha armado ahora con Batlle quizás ayude a que esto cambie. Una coalición de grupos gays uruguayos ha iniciado una campaña internacional de cartas a Batlle, para dejarle saber que la homofobia presidencial no paga. Y que, en esta era de la Internet, el mundo entero, prácticamente, lo está mirando. Los activistas esperan que el mensaje le llegue también al resto de la clase política del país.

Enlaces:

Dile al Presidente Batlle lo que piensas, escribiéndole a presidente@presidencia.gub.uy . Mándale copias a la coalición gay uruguaya (bcglttbu@adinet.com.uy) y al Presidente de la Cámara de Diputados, Washington Abdala (wabdala@parlamento.gub.uy), uno de los pocos políticos uruguayos que se interesan en los derechos humanos lgbt.

Para la transcripción de la entrevista publicada en la página web presidencial del Uruguay y para recortes de prensa.

Para el Grupo Diversidad de activistas lgbt uruguayos.

Para un perfil del Uruguay del estimable CIA World Factbook 2000 (en inglés). Más o menos exacto, excepto que evita delicadamente mencionar el apoyo de la Agencia Central de Inteligencia de los EE.UU. a la dictadura militar en la década de 1970.

Nosotros | Correo | Portada
The Gully, 2001. All rights reserved.