Gully español

portada
gay mundo
americas
mundo
arte
english
nosotros
suscríbete
correo
archivo

Un tribunal de seguridad del estado creado para juzgar a terroristas condenó, en vez, a 23 jóvenes de El Cairo por ser, presuntamente, gays.

También en The Gully

Egipto - En el nombre de Alá
Manifestaciones gay en contra del encarcelamiento de los 52 de El Cairo.


Algunos de los 52 jóvenes egipcios acusados de "comportamiento obsceno" y de "desprecio de la religión", 14 nov. 2001, El Cairo, Egipto. Philip Mark

Egipto se quita la careta 'moderada'

por Ana Simo

15 NOVIEMBRE, 2001. El gobierno del presidente egipcio Hosni Mubarak capituló ayer aún más ante los islamistas locales cuando un tribunal de seguridad del estado creado para juzgar a terroristas condenó, en vez, a 23 jóvenes de El Cairo por ser, presuntamente, gays. Las condenas de hasta cinco años de trabajos forzados son inapelables.

Los condenados son parte de un grupo de 52 jóvenes, casi todos entre los 18 y los 30 años de edad, arrestados en mayo durante una redada policial en el Queen Boat, un barco convertido en club flotante, anclado en una orilla del Nilo, en El Cairo. Todos permanecen detenidos desde entonces en la cárcel de Tora, al sur de la ciudad. Algunos dicen que se les golpeó y torturó en la cárcel.

Los 29 jóvenes restantes fueron absueltos, pero siguen encarcelados porque el fiscal del gobierno puede apelar el fallo. Aunque a la postre fuesen puestos en libertad, es dudoso que puedan reintegrarse a una vida normal y su seguridad personal preocupa. Los medios de comunicación egipcios, que el gobierno controla, los declararon culpables a todos incluso antes de que empezase el juicio y publicaron los nombres, fotografías y detalles de las vidas de muchos de ellos.

Con la sensacionalista y frenética campaña de odio contra los acusados, y contra la gente gay en general, orquestada en los medios de comunicación oficiales, el régimen de Mubarak no sólo ha tratado de congraciarse con los islamistas egipcios, cuyos sectores violentos ha reprimido brutalmente desde hace años, sino de desviar la atención de sus propios fracasos, entre otros, la corrupción endémica, las violaciones de los derechos humanos y la incompetencia en materia económica.

Los Estados Unidos han apoyado y mantenido en el poder al régimen de Mubarak desde hace 20 años, enviándole un cheque anual de $20 mil millones de dólares, principalmente en asistencia militar. La razón por la que Washington ha sido tan generoso es la reputación de "moderado" del régimen, una "moderación" que sólo se ha medido en función de la posición de éste respecto de Israel.

Esa reputación de "moderación" se la ganó Egipto en su mayor parte durante la presidencia de Anwar Sadat, asesinado por extremistas islamistas en 1981 por firmar los acuerdos de paz de Camp David con Israel.

Nada tiene de "moderado", sin embargo, el destrozo del laicismo egipcio que viene perpetrando desde hace años su autoritario sucesor, Mubarak. Éste ha alentado, entre otras cosas, la quema de libros, el encarcelamiento de periodistas o de sociólogos como Saad Eddin Ibrahim, la caza de brujas contra los hombres gays y un antiamericanismo barato y oportunista. En un caso típico de "cría cuervos que te comerán los ojos", un compinche de Mubarak, Ibrahim Nafi, redactor en jefe del diario gubernamental Al Ahram, afirmó hace poco que los alimentos que los Estados Unidos lanzaban desde el aire en Afganistán estaban envenenados.

Enlaces:

Para Del 'armario' a la cárcel. El País (España)

Para Adolescente sentenciado en el juicio de El Cairo, IGLHRC.

Nosotros | Correo | Portada
The Gully, 2001. All rights reserved.