Gully español

portada
gay mundo
americas
mundo
arte
english
nosotros
suscríbete
correo
archivo

El lunes, el cielo se desplomó, otra vez, asestándole a los neoyorquinos otra pérdida terrible.

También en The Gully

Fotos: El desplome de las Torres Gemelas
"Cuando el segundo avión se estrelló, subí a la azotea".

Patrimonio de la inhumanidad
La primera manifestación del orgullo gay y lésbico en Santo Domingo.


Incendios en el barrio neoyorquino de Belle Harbor, Queens, luego de estrellarse el vuelo 587 de American Airlines, 12 nov. 2001. NYPD

EE.UU.

Otra prueba de fuego en Nueva York

por Kelly Cogswell

15 NOVIEMBRE, 2001. El lunes, el cielo se desplomó, otra vez, asestándole a los neoyorquinos otra pérdida terrible. Esta vez fueron las muertes de las 260 personas a bordo del vuelo 587 de American Airlines con destino a Santo Domingo, y de cinco otras en sus hogares del barrio de Belle Harbor, en Queens, donde el avión se estrelló en el Día de los Veteranos. La mayoría de las víctimas a bordo eran dominicanos.

Descartando el terrorismo, los investigadores se concentraron inicialmente en la posibilidad de una falla mecánica relacionada con uno de los reactores. Ahora se concentran en la cola del avión, que parece haberse desprendido pocos minutos después del despegue. "No creo que en los tiempos modernos ha habido una falla de la cola de un avión comercial, así es que no sé de ningún precedente y vamos a examinar con mucho cuidado cómo falló la cola," fue lo único que atinó a decirle a la CNN George Black, hijo, un aturdido funcionario de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte.

Una de las víctimas fue Félix Sánchez, un empleado del gigante financiero Merrill Lynch, quien escapó con vida del desastre del World Trade Center el 11 de septiembre. Ese día, la comunidad dominicana de Nueva York perdió a 41 de sus miembros en el atentado terrorista. Algunos de los pasajeros del infortunado avión estaban preparándose para mudarse otra vez a la República Dominicana porque les parecía más segura que Nueva York.

El dolor se agrava para quienes son inmigrantes ilegales. "Las familias angustiadas están desgarradas por el reclamar a la víctima y el poner en peligro su estancia en su país adoptivo," dijo el dirigente comunitario hispano, Fernando Mateo. El darse a conocer, sin que medie una declaración de amnistía, podría poner en peligro de detención y deportación incluso a quienes ya están en la etapa inicial de solicitar la "tarjeta verde" de residente permanente en Estados Unidos.

Los senadores neoyorquinos Charles Schumer y Hillary Clinton están tratando de resolver con el Servicio de Inmigración el problema de los dominicanos afectados, pero hasta ahora lo único que han logrado es que se acelere la concesión de visas de entrada al país para los familiares de las víctimas, que vienen a Nueva York desde la República Dominicana para asistir a los entierros o repatriar a sus muertos.

Enlaces:

Para la ayuda del gobierno dominicano a los familiares de las víctimas Hoy/Efe

Para "Ilegales en NY salen a identificar víctimas" Listín Diario, Repíblica Dominicana

Para Rezos dominicanos en Nueva York BBC Mundo

Nosotros | Correo | Portada
The Gully, 2001. All rights reserved.