Gully español

portada
gay mundo
americas
mundo
arte
english
nosotros
suscríbete
correo
archivo

Incontables tiranuelos castrenses han utilizado el sobado argumento de las emergencias para perpetuarse en el poder.


Candidatos a la alcaldía de Nueva York Fernando Ferrer (i) y Mark Green (d) debaten el 3 de octubre. James Estrin

EE.UU.

Ferrer dice ¡No!

por Ana Simo

28 SEPTIEMBRE 2001. Fernando Ferrer es el único candidato a la alcaldía de Nueva York que se ha atrevido a decirle ¡No! a Rudolph Giuliani. El alcalde actual quiere alargar su mandato hasta abril próximo. Giuliani, cuyo mandato expira legalmente el 31 de diciembre, alega que su presencia es necesaria porque la ciudad está en situación de emergencia a causa del atentado terrorista del 11 de septiembre.

Incontables tiranuelos castrenses, en Latinoamérica y otros puntos, han utilizado el sobado argumento de las emergencias para perpetuarse en el poder. Que se escuchen hoy tales ladridos antidemocráticos en una Nueva York que ya empieza a recuperar su normalidad, es una vergüenza.

Vergonzoso también que los otros dos candidatos a la alcaldía, el demócrata Mark Green y el republicano Michael Bloomberg, se hayan plegado rápidamente a las exigencias del voluntarioso Giuliani. Si éste se sale con la suya y se prolonga en el poder, los terroristas que asesinaron a 6,000 seres humanos en las Torres Gemelas se habrán anotado otro punto.

Pese a que el humo del World Trade Center seguía flotando en el aire del Bajo Manhattan, los electores neoyorquinos no dejaron que el ataque terrorista influyera en sus preferencias de voto. En las pre-elecciones a la alcaldía de este martes, votaron por quien iban a votar antes del ataque terrorista.

Como se esperaba, el presidente del distrito del Bronx, Fernando Ferrer, y el Defensor Público, Mark Green, ganaron en la pre-elección Demócrata, con 35% y 31% de los votos, respectivamente. Ambos se enfrentarán en una segunda vuelta el 11 de octubre. Quien gane, se enfrentará al candidato Republicano, el multimillonario Michael Bloomberg en las elecciones a la alcadía, el 6 de noviembre.

En Nueva York, los electores votan en gran medida en función de su etnicidad. Para ganarle a Green, Ferrer tendrá que atraer a los votantes blancos no hispanos que constituyen el 50% del electorado. El martes, el candidato hispano obtuvo sólo un 7% de los votos de estos, mientras que su contrincante obtuvo un 67%.

Nosotros | Correo | Portada
The Gully, 2001. All rights reserved.