Gully español

portada
gay mundo
americas
mundo
arte
english
nosotros
suscríbete
correo
archivo

También en The Gully

Buenos Aires aprueba unión civil gay

¡Viva el cacerolazo!

Argentina estalla

Nuestra América


Panfleto llamando a la manifestación frente al consulado argentino en Nueva York, 5 febrero 1991.

Unión civil gay en Buenos Aires

Una victoria de todos

31 DICIEMBRE 2002. La noticia se propagó como la pólvora el 13 de diciembre entre los activistas lgbt latinos de Nueva York: ¡Buenos Aires aprobó la Unión Civil entre personas del mismo género! ¡La primera en América Latina! La red electrónica Mano a Mano, que anima Andrés Duque, difundió en cuestión de minutos el histórico voto de la legislatura de Buenos Aires.

El triunfo se celebró en Nueva York como propio. Fue una celebración agridulce, pero esperanzadora, para los mexicanos, colombianos y brasileños entendidos de Queens, el Bronx, Brooklyn, cuyos países hace rato están corriendo por esa pista sin avizorar aún la meta. Buenos Aires estaba en la mente de todos cuando Mano a Mano difundió ese mismo día esta carta abierta del activista argentino-neoyorquino Alfredo González, revelando conexiones entre las dos ciudades que muchos no sospechaban.

¡Compañer@s!

Esta conquista social de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) también es nuestra.

La CHA durante los años ochenta tuvo una larga batalla con el gobierno argentino para conseguir su personería jurídica, que se le negaba por representar una amenaza a "la moral y las buenas costumbres".

Activistas latinos de la ciudad de Nueva York hicieron una larga campaña de apoyo a la CHA que incluyó anuncios en el diario La Nación, manifestaciones frente al consulado argentino en Nueva York y donaciones de dinero en efectivo. La campaña culminó en noviembre de 1991 cuando miembros de ACT UP Américas interpelaron al presidente argentino Carlos S. Menem en su visita a Columbia University de esta ciudad.

Aquel día Alfredo González, Anthony Marcus, Jairo Pedraza, Luis (Popo) Santiago y Eloísa Tennenbaum interrogaron a Menem frente a la prensa argentina sobre los derechos civiles de los homosexuales en Argentina y específicamente sobre la personería jurídica de la CHA.

Menem, que en su viaje estaba promoviendo la imagen de la Argentina como un país democrático del primer mundo, se vió obligado, para evitar el bochorno, a otorgar en ese mismo momento la tan ansiada herramienta legal a la Comunidad Homosexual Argentina.

En el día de hoy la CHA continúa siendo la única organización gay en Argentina con representación legal*. Aquella tarde de otoño del '91 nosotros hicimos historia. Hoy, en la primavera del hemisferio sur, la CHA hace historia y demuestra que unidos a través de las fronteras somos más fuertes.

¡Unidos venceremos!

Alfredo González
Nueva York
13 de diciembre de 2002

* Me corrigieron luego desde Buenos Aires diciéndome que ya hay otras organizaciones con personería jurídica: Los Osos y La Fulana.

Nosotros | Correo | Portada
The Gully, 2002. Todos derechos reservados.