Gully español

portada
gay mundo
americas
mundo
arte
english
nosotros
suscríbete
correo
archivo


Una viuda afgana sonríe luego de quitarse la burka. Kabul, Afganistán, 21 nov. 2001. Laura Rauch

Liberación en Kabul

por Ana Simo

3 diciembre 2001. Poca atención le ha prestado la prensa mundial a un acontecimiento portentoso: el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas contrató hoy a unas 2434 mujeres afganas para que lleven a cabo una encuesta de puerta en puerta y distribuyan cupones de alimentos en Kabul. En la capital afgana, asolada por la guerra, vive un millón y medio de personas. Cada cupón le dará derecho a la familia que lo reciba a un saco de 110 libras de trigo, suficiente para un mes.

La vocera del PMA, Lindsey Davies, dijo que la operación en Kabul es parte de una campaña regional de esa entidad para contratar a mujeres afganas, en especial, a “mujeres profesionales capaces de diseñar, ejecutar y, acto seguido, vigilar los programas de asistencia alimentaria”. El PMA ha colocado anuncios de empleo para mujeres afganas en Kabul y varias ciudades de Pakistán donde hay grandes concentraciones de refugiados afganos. “Esperamos que las mujeres puedan trasladarse de un lugar a otro y trabajar libremente y que así puedan realizarse plenamente,” dijo Davies.

Las mujeres empezarán a tocar a las puertas de los hogares de Kabul este fin de semana. El depuesto régimen de los talibanes les prohibía trabajar y sólo las dejaba salir de sus casas acompañadas de un hombre de la familia.

Nosotros | Correo | Portada
The Gully, 2001. All rights reserved.